Age of Data: Una nueva era para el periodismo

               En el documental Journalism in The Age of Data, se tratan una serie de temas relacionados con cómo se deben utilizar e interpretar  los datos en la era actual del periodismo. La visualización de datos es esencial, ya que dependiendo de lo clara y fácil de comprender que sea, atraerá la atención del lector.  Consiste en tomar datos muy básicos y modificarlos para convertirlos en algo diferente para llamar la atención de la gente. “Necesitamos que la visualización se asemeje más al arte y a la escritura que estamos haciendo (…) actualmente se trata más de programación y de estética visual que de qué se transmite realmente”, afirma uno de los expertos en el vídeo.

               Por otro lado encontramos la visualización de datos, pero ya asociada al periodismo.  Antes hablábamos de la simple visualización, la cual se puede utilizar en una presentación de Power Point, en una factura, pero en este caso, ya nos estamos refiriendo a que esos  datos expliquen una información. La visualización es muy útil para poner los datos en contexto, pero ¿cómo extraer una historia de los datos? Hasta este momento lo que se ha hecho es mostrar los datos y dejar que quien los vea saque sus propias conclusiones. Esto es bueno por una parte, pero también exige un gran esfuerzo por parte del usuario que, si se frustra al no ser capaz de comprender los datos, puede abandonar y dejar de prestar atención a la información. Esto evita que se cumpla el objetivo de la visualización, la cual suele tener problemas con la narrativa.

               Por lo que llegamos al punto en el que esos datos tienen la obligación de contar una historia, de, por si mismo, explicarnos lo que pasó en un determinado ámbito. Esto hace plantearnos una pregunta: ¿Cómo han asumido la visualización los medios de comunicación y el periodismo? Para conseguir que toda esa información de datos explique algo, se han utilizado técnicas desarrolladas en otros ámbitos. Aparece la idea de “historia profundizada”, que es consiste en que en lugar de una narrativa tipo guión, se tiene una visión general de un grupo de temas o elementos de interés en los que se puede profundizar.

               Como consecuencia de la necesidad de contar una historia, entramos en una nueva era de gráficos en la que ya no sirven los clásicos de barras y de líneas, aparece la infografía.  La infografía está dominada por la moda, y la de ahora es la de una visualización rara, con formas gráficas de apariencia extraña. Al principio, llamar la atención del lector con un gráfico llamativo era efectivo, pero después acababa frustrándose al tratar de descifrarlo. Aún  no se ha podido resolver cómo presentar las cosas ante el lector medio, aunque se piensa que puede que sólo sea una fase de transición que dará en la que los receptores de las infografías aún están adaptándose a dichas representaciones.

               Ahora mismo nuestra vida es como un flujo de datos.  La visualización de datos se está convirtiendo en un nuevo lenguaje expresivo. En el futuro habrá sensores por todas partes que producirán una enorme cantidad de datos. Ya se están dando pasos hacia un mundo en el que será imposible no acompañar los grandes eventos culturales con una gran visualización a la altura.

               Estamos en una época en la que se podría decir que hay un sobreabastecimiento de datos. La cantidad de información a la que podemos llegar es inmensa, por lo que explorarla  y encontrar datos que nos valga es un proceso bastante laborioso. Google ha desarrollado un nuevo producto que se espera que sea útil para conseguir que los datos públicos sean más accesibles y fáciles de visualizar. Los datos sin un contexto no son útiles, como los números. Esta nueva herramienta permitiría poner los datos en contexto al situarlos en gráficos, los cuales permiten ver tendencias de datos. Puede ser una herramienta muy útil para el Periodismo de investigación al poder acceder a grupos de datos más profundos. El problema ha sido presentar los datos de forma visual, sencilla y agradable. Para que sea útil, debe haber alguien que entienda el contenido y cree explicaciones en los datos. La visualización puede contribuir a la transparencia porque en cuanto se intenta hacer una visualización se necesitan datos, y si faltan datos, se nota.

            La tecnología evoluciona constantemente y aparecen nuevos instrumentos para el tratamiento e interpretación de los datos, como por ejemplo Protovis, que es el lenguaje que se ha creado para la visualización de datos en Java. Su funcionamiento consiste en que asume que existe una cantidad de formas básicas que reciben grupos de datos que quedan trazados en estas formas.

               Y para terminar con ese primer punto de la exposición sobre los temas del documental, hay que destacar también los conocimientos necesarios para utilizar de forma correcta toda la información de datos que nos llega.  Hoy en día hay muchas herramientas  que no requieren tener grandes habilidades tecnológicas para usarlas, pero aun así transmiten el mensaje. Ahora es fácil para la gente poder usar herramientas para la visualización de datos. Aún así, los conocimientos estadísticos son claves, y el periodista de este siglo debería saber usarlos. Hay que tener al menos un mínimo conocimiento en tecnologías para desarrollar un tema. Hay que pensar en qué es importante mostrar y cómo se puede diseñar de manera que sea clara. Hoy en día se están dando los primeros pasos hacia la visualización. La visualización de datos no es una moda, sino que va a quedarse.

               El segundo punto del análisis del documental consiste en identificar las fuentes que aportan información sobre el tema que se trata. Aparecen un gran número de expertos sobre el Big Data y también periodistas y trabajadores de redacciones especializados en el trabajo con gráficos. Sobre todo destacan la gran cantidad de miembros del The New York Times, periódico que destaca por su gran profesionalidad a la hora de tratar los datos.

               Byrne-Fraser, Scott es un trabajador en BBC News Online como experto en creación de gráficos y visualizaciones de datos.En el documental, considera que se está produciendo un cambio en el sistema de trabajo para centrar el periodismo en las bases de datos. Es necesario saber cómo extraer una historia de los datos, para poder mostrárselos a la audiencia de forma que puedan saber por qué les puede interesar esa información.

               Propone como una buena idea que las noticias de última hora aparezcan en datos, aunque cree que falta tiempo para poder conseguirlo. Menciona también dos visualizaciones. La primera de ellas es “A decade of roaddeaths”, creado por BBC para recoger datos sobre las muertes por accidentes. En segundo lugar habla sobre “UK fatalities in Afghanistan and Iraq”,  una base de datos sobre las víctimas de ambos países en las diferentes zonas de guerra, incluyendo las características demográficas de esas zonas. Cairo, Alberto: trabajador de la editorial Globo (Brasil) y colaborador en la sección “periodismo con futuro” del diario El País.

               En el documental habla sobre Malofiej, una reunión de infográficos para noticias llevada a cabo cada año en Pamplona. Afirma que la infografía está dominada por la moda, y que en la actualidad esa moda son gráficas extrañas.  También hace referencia a “Ebb and Flow at the Box Office”, visualización ganadora del premio al mejor gráfico de expresión.

               Cox, Amanda trabaja en la redacción del The New York Times como especialista en la creación de gráficos y visualizaciones de datos. Defiende que el objetivo de las visualizaciones debe ser que las personas que los vean partan de un tema que conocen y que intenten comprenderlo de una forma distinta, como si fuera la primera vez. Para ello, la edición de los datos es muy importante. Considera que el error más frecuente en la publicación de datos es no tener claro el objetivo que se persigue.

               Davis, Chase, es un miembro de la sección de noticias interactivas de The New York Times y en CaliforniaWatch.org.En el documental hace referencia a Texas Tribune, una organización sin ánimo de lucro que incluye mapas para insertar archivos y datos sobre los condados de Texas empleando el sistema Flash.

               También menciona que existen numerosas herramientas que no requieren un gran conocimiento en tecnología y que todo el mundo puede emplear para crear visualizaciones de datos.

               Duenes, Steve, es un trabajador en The New York Times, periódico estadounidense considerado un ejemplo por su modo de presentar los datos.        En su discurso  mantiene que los gráficos son formas de visualizar los datos que se llevan realizando desde hace mucho tiempo, y que las nuevas visualizaciones no son más que una evolución de estos gráficos.

               Ericson, Mathew, trabajador en The New York Times como creador de gráficos y visualizaciones. En el documental, hace referencia a dos gráficos. En primer lugar, habla sobre “Budget Forecasts, comparedwithreality” un gráfico sobre la historia de las proyecciones de déficit a cuatro años creado por Amanda Fox. Posteriormente menciona “The jobless rate forpeoplelikeyou”, que permite averiguar tasas de empleo para diferentes grupos de personas y ver cómo varían de unos grupos a otros.

               En cuanto a las visualizaciones y la forma de crearlas, considera que para crear gráficos interactivos lo mejor es utilizar Flash, y que html, JavaScript y Canvas deben mejorar para no tener que depender tanto de Flash, aunque cree que van a tardar en cambiar.           También considera que es necesario diseñar las visualizaciones de forma clara y que transmita el significado de la historia.

               Fairfield, Hannah: trabajadora en The New York Times para el departamento gráfico. En el documental considera interesante que las visualizaciones permitan acceder a la información concreta que te interesa.

               Felton, Nicholas, es diseñador gráfico. En 2005 creó un anuario sobre todo lo que hizo a lo largo del año que alcanzó un gran éxito por su claridad y su forma de resumir y presentar la información.

               Fry, Ben, es experto en visualización de datos, trabaja para Fathom, una empresa de Boston dedicada al diseño y software para ordenadores. Define la visualización como la toma de datos muy básicos para convertirlos en un elemento con una visión distinta a la de muchos números complicados. Defiende que la visualización es semejante al arte y en ella se le da más importancia a la apariencia que al contenido.

               Grimwade, John, trabaja en CondéNast como creador de gráficos y visualizaciones de diverso tipo. En el documental afirma actualmente existen algunas visualizaciones efectivas con mucho eco online, lo que lleva a que todo el mundo quiera intentar realizarlas aunque muy pocos saben cómo hacerlo de forma adecuada. Considera que lo importante sigue siendo intentar contar una historia de forma clara. Así mismo, también opina que nos encontramos en una etapa de transición hasta alcanzar las visualizaciones bien realizadas como norma general.

               Heer, Jeffrey es profesor de Ciencia e Ingeniería informática en la Universidad de Stanford. En el documental defiende que la visualización es útil para contextualizar los datos. Es interesante saber cómo el periodismo asume la visualización. Para contar historias se emplean técnicas de otros campos, como el diseño gráfico y el cine, en los que la interacción es clave. Entiende como principal problema de la visualización el poco tiempo del que se dispone para reunir la información necesaria para crear una buena pieza que sintetice los datos y los aclare de forma simple.

               Hace referencia a Protovis,  un lenguaje para crear visualizaciones. Los datos asumidos quedan trazados de formas muy diversas, de manera que la visualización es más satisfactoria con menor esfuerzo.

               Holmes, Nigel, es diseñador de información gráfica. Defiende que la visualización actual consiste básicamente en mirar número, lo que considera una tendencia dañina porque pueden hacerse visualizaciones muy estéticas pero incomprensibles.

               Koblin, Aaron es especialista en el manejo de datos y en la creación de visualizaciones en el  Google CreativeLab. Explica lo que para él significa la visualización de datos: tomar datos de diversos ámbitos y convertirlos en algo con lo que se puedan relacionar fácilmente. Hace referencia a “Flight Patterns”, una visualización del tráfico aéreo de Norteamérica durante las 24 horas del día. Esta herramienta permite ver cómo los aviones despegan y aterrizan en las diferentes regiones, lo que provoca una mayor comprensión del tráfico aéreo.

               KociHernandez, Richard, es  profesor de nuevas tecnologías en la Universidad de California y creador de historias visuales. Afirma que hay una tendencia cada vez mayor a encontrar gráficos e historias en la visualización, no solo números, lo que les otorga un contexto necesario. Hace referencia a “Crisis of creditvisualised”, de Jonathan Jarvis, que explica cómo Estados Unidos cayó en la crisis de crédito.

               Quealy, Kevin: diseñador gráfico en The New York Times. Particularmente considera que es necesario dar a la audiencia la posibilidad de buscar datos próximos a ellos en las visualizaciones, porque a la mayor parte de las personas les gusta saber qué pasa en el territorio que las rodea.

               Ray, Jim: trabaja en la página web  MSBNC.com, propiedad del canal de televisión de mismo nombre dedicado a programas informativos las 24 horas del día. Afirma que a día de hoy es posible construir visualizaciones interesantes en torno a la diversidad y abundancia de datos. Considera que una buena forma de presentar los datos es mediante una historia profundizada, en la que partiendo de un tema general puedes escoger sobre qué apartados específicos quieres la información.  También mantiene que existen pocos datos a tiempo real que permitan saber qué es noticia en cada momento.

               Rodenbeck, Eric, es el fundador y director creativo de StamenDesign, una empresa dedicada a la visualización de datos. En el documental comenta que dentro de poco tiempo todos los eventos culturales tendrán una visualización análoga, como ocurrió con una gala de MTV que permitía conocer el volumen de datos en Twitter sobre los artistas presentes en la gala.      Hace referencia a un “crimespotting” creado para poder localizar las zonas de Oakland en las que había crímenes mediante iconos.

               Rosling, Ola, trabaja para Google como creadora de visualizaciones de datos.      En el documental comenta que Google cuenta con una nueva herramienta para que los datos públicos sean más accesibles y fáciles de visualizar. Las cifras necesitan un contexto para resultar comprensibles, por lo que alguien que entienda el contenido debe dar explicaciones sobre los datos.

               Slobin, Sarah,  creadora de gráficos y visualizaciones para el Wall Street Journal y el FormerFortune Magazine.            En el documental hace referencia a “The Fortune 500 Cosmos”, una visualización de datos de los 500 de Fortune que resulta estético y muy visual pero que no consta de ninguna historia detrás.

               Steiger, Paul, creador de ProPublica, web dedicada a la investigación periodística. Afirma que la audiencia en general habla de que es necesaria la transparencia, pero una vez que se ven dentro de organizaciones o empresas siempre existen datos que no quieren publicar.

               Stoll, Michael, es profesor de relaciones públicas en la Universidad de Augsburgo. Defiende que para crear visualizaciones se necesitan conocimientos de ciencias sociales, herramientas y un público objetivo.

               Valiño, Álvaro: trabajador en el periódico Público, además de diseñador gráfico,  es ilustrador y elabora infografías.  En una enttrevista comenta que las ilustraciones decaen hacia representaciones más sintéticas y claras, aunque todavía necesitan mejorar.

               Varian, Hal: economista principal en Google.  En el documental, Jeffrey Heer hace referencia a una cita suya para explicar su punto de vista acerca de la visualización. Esta cita se basa en la importancia de la visualización de datos y de saber manejarlos y presentarlos bien.

               Viégas, Fernanda y Wattenberg, Martin: ambos son investigadores del IBM (International  Business Machines), una empresa norteamericana encargada de comercializar hardware y software para ordenadores y servicios de infraestructura informática.  En el documental comentan la existencia en esta empresa de un programa de investigación sobre la visualización de datos, defendiendo la necesidad de democratizar esta visualización, es decir, ponerla en la red a disposición de todos. También hacen referencia al experimento “ManyEyes”, un portal online al que cualquiera puede acceder de forma gratuita para subir o visualizar información.

               Así mismo, defienden la existencia de numerosos casos de visualizaciones mal creadas, que aunque pueden resultar llamativas o buenas estéticamente no dejan clara la información que contienen. Otra de las ideas que mantienen es que la visualización puede promover la transparencia, puesto que para realizarla se necesitan datos que las empresas y los organismos deben ceder.  También comentan la existencia de bibliotecas elaboradas para la creación de visualizaciones, de entre las que destacan dos: Flare (para Flash y Flex) y Protovis (para JavaScript).

               Viesselman, Kris,  es parte de la Societyfor News Design, una organización internacional para profesionales de los medios de comunicación y creadores de visualizaciones para crear imágenes, ilustraciones, etc. Viesselman considera que antes se realizaban más gráficos ilustrados con narrativa, pero ahora las piezas que se construyen incluyen demasiados datos.

               West, J. Paige, trabajadora en MSNBC. En el documental, defiende que es necesario moldear la historia en base a los datos de los que se disponen. Considera que actualmente se muestra una gran cantidad de datos y se deja que el público saque sus propias conclusiones, lo que supone un gran esfuerzo para los lectores.

               También comenta que su equipo creó muchas plantillas basadas en Flash para la entrada de datos. Hace referencia al Rastreador del estímulo, un proyecto creado en colaboración entre MSNBC y OnVia en sociedad. Este proyecto incluye datos sobre contratos gubernamentales generados con el dinero que llegaba debido al estímulo, asociados por lugares y con la posibilidad de filtrarlos.

               El tercer punto del análisis consiste en el propio periodismo de datos, en su importancia y todo lo que conlleva. En primer lugar, hay que definir qué es el periodismo de datos.

               La realidad de un mundo digitalizado nos hace ver, no solo una inmensa cantidad de datos con múltiples procedencias y dedicado a diversas áreas de estudio, sino que también existen posibles construcciones e interacciones que barajen, jueguen y den testimonio de esta información de un modo claro y del que se pueda obtener tantas y tantas conclusiones. El estudio de estos datos es infinitamente abarcable. Desde datos personales como la carrera profesional, documentos confidenciales, las personas que componen su círculo de amigos, hasta otros de una meditación más pública: asesinatos, enfermedades, votos políticos, corrupción y mentiras, etc.

               El periodismo de datos hace que todas las nuevas posibilidades surgidas en la era de la informatización sean combinadas con la labor tradicional del periodismo, que no es otra que la de ofrecer información veraz, y cuyo alcance digital a gran escala facilita su difusión y acceso. Este periodismo convierte a los datos en fuentes informativas, ya sea para su simple presentación como para su estudio y extracción de las noticias. (Bradshaw, 2012 , cit. The Data Journalism Handbook, Gray y otros, 2012)

               En segundo lugar hay que destactar la importancia del periodismo de datos. Distintos expertos y profesionales dentro del campo de la comunicación coinciden en la existencia de diferentes puntos comunes acerca de la importante labor que desempeña el periodismo de datos, ya sea en sus aplicaciones presentes, como en futuros usos a raíz de los avances tecnológicos y la práctica de nuevas formas de periodismo. Esta importancia podemos sintetizarla gracias a la aportación que varias personas competentes en la materia han hecho al Manual de Periodismo de Datos (Gray y otros, 2012). La verdadera transcendencia de una  serie de datos se puede resumir en 7 frases:

●       Su necesidad para con la labor periodística más primaria

Según Matsunami (2012, cit. The Data Journalism Handbook, Gray y otros, 2012): “Proveer interpretaciones independientes de información oficial […] Los periodistas tienen que tener acceso a los datos en crudo y aprender a no depender de las interpretaciones oficiales de los mismos”.

●       Su reducción al tiempo de investigación y procesamiento

Una forma de ahorrar tiempo y de hallar con claridad la noticiabilidad dentro los datos bien estructurados (Markun, 2012, cit. The Data Journalism Handbook, Gray y otros, 2012), facilitando a los usuarios el llegar a sus propios análisis y conclusiones (Viana, 2012, cit. The Data Journalism Handbook, Gray y otros, 2012).

●       Su ubicación entre dos lecturas

Una combinación entre en lenguaje y las cifras, ya que según Anderton (2012, cit. The Data Journalism Handbook, Gray y otros, 2012) “el periodismo de datos es tender un puente para superar la brecha entre los técnicos estadísticos y los cinceladores de palabras. Ubicar cosas destacadas e identificar tendencias que no solo son significativas estadísticamente sino que también son relevantes para desentrañar el mundo de hoy, que es intrínsecamente complejo”.

●       Su misión de presentar datos de manera inteligible

El conjunto de aptitudes y metodologías aparecidas con la digitalización de las fuentes hace de la búsqueda de información una tarea mucho más compleja y amplia (Vermanen, 2012, cit. The Data Journalism Handbook, Gray y otros, 2012).

  • Su fácil comprensión y accesibilidad una vez agrupados los datos

El procesamiento y el filtro de datos, dada su enorme cantidad y en infinito desarrollo, y la manera de presentarla de una manera inteligible de modo que los usuarios comprendan su importante dimensión (Meyer, 2012, cit. The Data Journalism Handbook, Gray y otros, 2012).

●       Su utilidad a la hora de favorecer el avance social

“Una respuesta a las relaciones públicas basadas en datos” (Kayser-Bril, 2012, cit. The Data Journalism Handbook, Gray y otros, 2012), a fin de agudizar la eficacia y más aún la veracidad con la que se presentan muchas cifras, permitiendo un auténtico avance en las relaciones de todos los campos abarcables.

●       Su necesidad futura

Los periodistas del futuro han de saber manejar datos, dotarse de las herramientas necesarias para ayudar a entender toda la maraña de información manejable y que encierra todo un reflejo de la realidad (Berners-Lee, 2012, cit. The Data Journalism Handbook, Gray y otros, 2012).

               Pero algo esencial para llevar a cabo el periodismo de datos es seguir una serie de pautas para que el resultado sea claro y perfectamente comprensible. Las pautas comunes del periodismo de datos, en lo referido a la actuación y desarrollo de una actividad relacionada con la manipulación de los mismos, podrían ser similares a los ya definidos por Fink y Anderson, los cuales son la adquisición de datos, el diseño gráfico y el análisis estadístico (Fink y Anderson, 2015, cit. Interactive Journalism: Hackers, Data, and Code, Usher, 2016).

               La búsqueda de datos y acotación  consiste en Ajustar la búsqueda a dominios bien delimitados, ya sean de una amplitud genérica o mucho más acotados, con preferencia por la fuentes originales (portales oficiales, trabajos, estudios…), a lo que hay que sumar a mayores la investigación en foros, fuentes documentales, listas de correos, búsqueda de figuras expertas, etc. (Kayser-Bril, 2012, cit. The Data Journalism Handbook, Gray y otros, 2012). La disponibilidad de estos datos debe conocerse de antemano y estar al tanto de su “grado” de accesibilidad (Evans, 2012, cit. The Data Journalism Handbook, Gray y otros, 2012).

               Luego tenemos que pasar al diseño gráfico, que es lo que los lectores van a ver. Convertir nuestras noticias en elementos visuales es una de las vías más explotadas a la hora de presentar aquellas dominadas por datos numéricos. La amplia disponibilidad de herramientas como de variables formas a la hora de crear esta infografía hacen que la pregunta ya no sea el cómo hacerlo, sino si debe hacerse o no (Philofer, 2012, cit. The Data Journalism Handbook, Gray y otros, 2012) e incluso, yendo un paso más allá en la interacción con el usuario, determinar (en los medios digitales) si estos contenidos pueden ser manejados y manipulados directamente (en movimiento, permitiendo su propia construcción y selección de los datos al gusto, etc.).

               Posteriormente tendremos que elaborar el análisis estadístico de dichos datos, ya que por sí solos no nos van a contar una historia. Una vez que hemos pasado por el proceso de obtención de los datos y estos han sido convertidos en elementos visuales (y por lo tanto evaluables), el siguiente paso son conclusiones que de esos datos seleccionados se pueden extraer, pero siendo conscientes de hasta qué punto los datos manejados y las conclusiones sacadas de ellos son fiables o realmente representativos (Kayser-Bril, 2012, cit. The Data Journalism Handbook, Gray y otros, 2012).

               El periodismo de datos no es un fenómeno que haya aparecido en la actualidad, es un tipo de periodismo que se lleva desarrollando durante varias decádas y que encuetra su primer precedente en los años 50. Varias veces se ha señalado un intento de predecir el resultado de las elecciones presidenciales en Estados Unidos como el primer caso ejemplarizante de periodismo de datos. Esto es lo que sostiene igualmente Houston en su artículo, Una breve historia de 50 años de periodismo y de datos, al establecer que en 1952 se dio inicio al periodismo asistido por computadora, cuando la cadena CBS, por medio de su uso, intentó predecir el resultado de esta elección presidencial, aunque realmente falso ya que nunca se usaron datos. En este mismo trabajo, Houston señala que es en 1967 cuando esta tendencia cobra popularidad. También en este año, Philip Meyer del Detroit Free Press emplea una computadora central que analizar una encuesta de residentes de Detroit a fin de entender y explicar los graves altercados que se dieron en aquel verano en la ciudad.

               Estas técnicas serían desarrolladas por otros periodistas en la década de los setenta, pero habría que esperar hasta mediados de la década siguiente a que otros profesionales fueran reconocidos por su labor. En Estados Unidos, a Elliot Jaspin le fue valorado su trabajo en el Providence Journal Bulletin por analizar bases de datos para sus historias, siendo algunos casos los relacionados con conductores peligrosos de autobuses escolares y un escándalo político que enlazado con préstamos hipotecarios. La labor de Jaspin sería de inspiración para más de medio centenar de periodistas estadounidenses en esta década. Al mismo tiempo, los avances en computación (algunos de ellos facilitados por Jaspin y el programador Daniel Woods) permitieron facilitar el traspaso de información de la cintas de los ordenadores a dispositivos personales, evitando los pasos intermedios con instituciones y acortado el tiempo de transferencia.

               En 1989, Jaspin inició en la Escuela de Periodismo de Missouri el ahora conocido como National Institute for Computer-Assisted Reporting (NICAR). NICAR sería desarrollado más adelante, a partir de 1994, por la directora Jennifer LaFleur con un vasto programa que llegó incluir 50 seminarios al año. Para 1996 el programa se había ampliado al extranjero y periodistas de distintas nacionalidades comenzaron a asistir a los “campamentos de entrenamiento” del NICAR. Aunque los periodistas fuera de los Estados Unidos eran escépticos a que pudieran conseguir datos en sus propios países, en 1990 NICAR les demostró cómo bases de datos internacionales o de Estados Unidos podían emplearse para hallar historias de sus países, o incluso elaborar sus propias bases de datos. En 1997, varios periodistas, entre ellos muchos del NICAR, formaron parte del equipo del profesor Milverton Wallace para enseñar principios básicos en el uso y gestión de datos a través del periodismo por computadora en la conferencia NetMedia celebrada en Londres. Otros muchos seminarios, impartidos posteriormente y en distintos lugares del mundo por múltiples expertos permitirían la difusión y el aprendizaje en esta disciplina periodística (Mulvad y Svith en Dinamarca entre 1997-98; Bengtsson en Suecia; Bones en Noruega; Sullivan y Radu en Europa del este, etc.)

               En 2005, el programador Adrian Holovaty diseño el Google mash-up que permitía el seguimiento y visualización de datos sobre el crimen de Chicago, un proyecto vigorizante que volcó el interés de los periódicos hacia el diseño de computación cartografiado. Para 2007 la circulación de datos públicos en Estados Unidos era enormemente generalizada, hasta tal punto que se buscó hacer lo mismo en otros países. Esto no impidió que siguieran vigentes leyes que regularan el acceso a datos no gubernamentales.

               Los últimos años se han traducido en el desarrollo de nuevo software y en una cada vez más estrecha colaboración entre periodistas, hackers, informáticos y expertos en tecnología. Así lo expresa Houston:

               “En 2009, Aron Pilhofer, primero en el New York Times y ahora en The Guardian, y Rich Gordon de Medill School of Journalism de la Universidad Northwestern, impulsaron la creación de “una red de personas interesadas en el desarrollo de aplicaciones web y digitales de innovación tecnológica apoyando la misión y objetivos del periodismo”. Al mismo tiempo, en Silicon Valley Burt Herman reunió periodistas y tecnólogos. Los tres luego se unieron para crear “Hacks/Hackers”. El resultado ha sido un aumento de la sofisticación tecnológica dentro de las salas de redacción que ha aumentado la capacidad de extraer datos de sitios web y hacerlos más manejables, visuales e interactivos”

               Aunque resulte difícil convertir datos en gráficos, esta forma de periodismo se sustenta en la visualización como componente básico respuesta. Lucía Calderón y Raúl Fabelo sugieren algunas herramientas para transformar una maraña  de datos en un gráfico claro y comprensible:

               El Datawrapper es un servicio gratuito que permite construir visualizaciones sencilla de gran utilidad. Los usuarios disponen de cuadros personalizados como gráficos de barras, lineales, diagramas circulares… Es capaz de generar gráficos a partir de cuadros de Excel. También encontramos el Fusion Tables, una herramienta de Google que permite generar mapas, gráficos y líneas de tiempo.

               Generador de gráficos, una plataforma con gran cantidad de opciones para el diseño de gráficos que pueden ser compartidos en línea.

               GetBul. Precisa de descarga y en ella se pueden importar los datos que deseen desde Exce, convirtiéndolos instantáneamente en gráficos y mapas con texto.

               iChart, donde se pueden crear gráficos de barra acompañados de descripciones e incluso con los que se puede interactuar.

               Many Eyes. Plataforma que permite desarrollar múltiples opciones con las que crear cuadros estadísticos e infografías interactivos.

               Microsoft Excel, es una herramienta de Microsoft con la que podemos crear una gran variedad visualizaciones de da­tos (tablas, matrices, gráficos de barras, de dispersión, columnas, bur­bujas, etc.).

               Mr Data Converter que permite convertir los datos en Excel, y otros, en gráficos simples.

               QlikView “Herramienta de Bu­siness Intelligence que permite reco­lectar datos desde diferentes fuentes, modelarlos y presentarlos de manera muy visual. Velocímetros, gráficos de barras y pie charts son algunas de las posibilida­des ofrecidas. Además, los gráficos son interactivos y permiten hacer drill down, para profundizar en el análisis y concretar en la selección de datos”

               Tableau, es herramienta gratuita para hacer gráficos interactivos y otras visualizaciones con las que los lectores descubren los datos por medio de una historia interactiva.

               Tableizer. Esta plataforma convierte celdas de Excel a código HTML para poder insertarlas en páginas web.

               Vennage, que sirve para crear cuadros estadísticos e infografías a las que se puede añadir gráficos, imágenes y texto, con la posibilidad de una versión gratuita y otra premium con ventajas en el diseño.

               Wordle, es aplicación gratuita con la que generar nubes de palabras con diversos formatos a partir de un texto elegido por el usuario.

               Por su parte, Cavelier nos acerca algunos ejemplos más cercanos a la formación y desarrollo del periodismo de datos, como son los Cursos MOOC. El Curso Masivo Abierto en Línea (MOOC) de periodismo de datos es ofrecido por la organización Data Drive Journalism. Se llama Doing Journalism with Data: Data Driven Journalism Course y Otra organización que ofrece MOOCs especializados es el Centro Knight para Periodismo en las Américas, en Austin, Texas.

               Destacan también las publicaciones especializadas. Dentro de estas, el más ampliamente conocido manual es The Data Journalism Handbook, el cual se encuentra de manera gratuita en Internet.

               Las redes sociales y medios también tienen bastante importancia. Destacan  blogs como Nación Data, el blog de periodismo de datos de La Nación de Buenos Aires, y también el Datablog, blog de visualización de datos de The Guardian. Twitter suele ser la red social más recomendada para esta tarea, dada la gran cantidad de cuentas oficiales y verificadas abiertas en ella.

               Son bastante relevantes las comunidades de práctica,  como HacksHackers, una organización que nació en Estados Unidos con la que se puede interactuar con desarrolladores web, diseñadores y periodistas interesados centrados en la innovación del periodismo digital.  Hacklabs es idónea si se busca lanzar un proyecto propio, apoyada además por importantes instituciones internacionales con el fin de invertir en este tipo de trabajos.

               Y por último cabe nombrar a las organizaciones promotoras. “Algunas organizaciones que debes consultar y tener tu radar son el Centro Internacional para Periodistas (ICFJ), con sede en Washington, DC; la Fundación Knight, en Miami; el Centro Knight, en Austin; el Sunlight Foundation, en Washington, DC; y la Fundación MEPI, en Ciudad de México”.

               El periodismo de datos es difícil de explicar, por eso adjuntamos estos ejemplos para que se vea con más claridad como es y en qué consiste. En el libro The Data Journalism Handbook, se facilitan varios ejemplos favoritos de los colaboradores en esta edición para ilustrar casos notables del periodismo de datos. He aquí las palabras de algunos de ellos:

“Mi ejemplo favorito es la serie No causar daño de 2010 en Las Vegas Sun, sobre la atención en los hospitales. El Sun analizó más de 2.900.000 de registros de aranceles hospitalarios, que revelaron más de 3600 lesiones, infecciones y errores quirúrgicos evitables. Obtuvieron datos a través de un pedido de acceso a archivos públicos e identificaron más de 300 casos en que los pacientes murieron por errores que pudieron haberse prevenido. Contiene distintos elementos, incluyendo un gráfico interactivo que permite al lector ver (por hospital) donde se dieron lesiones quirúrgicas más a menudo de lo esperado; un mapa con un cronograma que muestra cómo se extienden las infecciones hospital por hospital; y un gráfico interactivo que permite a los usuarios ordenar los datos por lesiones evitables o por hospital, para ver dónde la gente se ve afectada. […] Además tuvo un impacto real: la legislatura de Nevada respondió con 6 legislaciones. Los periodistas involucrados trabajaron muy duro para obtener y desmenuzar los datos. Uno de los periodistas, Alex Richards, envió los datos a los hospitales y al Estado al menos una docena de veces para lograr que se corrigieran los errores”

Angélica Peralta Ramos

“El trabajo de Jonathan Stray y Julian Burgess sobre los registros (logs) de la Guerra de Irak es una llamativa incursión en el análisis de texto y la visualización, utilizando técnicas experimentales para comprender temas que vale la pena explorar, dentro de un gran conjunto de datos en formato texto.

Por medio de técnicas y algoritmos de analítica de textos, Jonathan y Julian crearon un método que muestra concentraciones de palabras clave contenidas en miles de informes del gobierno de Estados Unidos sobre la guerra de Irak, difundido por WikiLeaks, en un formato visual.

[…] En vez de tratar de leer todos los archivos o revisar los registros de guerra con una noción preconcebida de lo que puede encontrarse ingresando palabras claves y revisando el resultado, esta técnica calcula y visualiza temas/palabras clave de particular relevancia”

                                                                                                                                     Cynthia O’Murchu

“Me encanta la historia de Máquina de Mensajes de ProPublica y su blog nerd. Todo comenzó cuando un grupo de tuiteros expresó curiosidad por haber recibido correos electrónicos diferentes de la campaña de Barack Obama. La gente de ProPublica tomó nota y pidió a su público que reenviaran los correos que recibieran de la campaña. La presentación es elegante, un análisis diferencial visual de varios correos diferentes que fueron enviados esa noche. Es admirable porque recogieron sus propios datos (una pequeña muestra, pero lo suficiente como para contar la historia). Pero es aún más admirable porque cuenta la historia de un fenómeno en curso: gran cantidad de datos utilizados en campañas políticas para dirigir mensajes a individuos específicos. Es sólo un anticipo de cosas por venir”

                                                                                                                                                    Brian Boyer

               Otros ejemplos destacables que podríamos añadir, son mencionados por Bill Adair al documentar formas de periodismo con participación del lector, como Homicide Watch, creado por Laura y Chris Amico, un proyecto que rastrea víctimas de asesinatos y sospechosos en las ciudades de Washington D.C, Chicago y Trenton (Nueva Jersey) y PoliFact, una web de verificación de hechos creada por el propio Adair y desarrollada por el periódico Tampa Bay Times que también engloba otras aplicaciones como Truth-O-Meter o el Obameter.

               En la actualidad y gracias a la gran evolución que sufrió el periodismo de datos, podemos encontrar un gran número de tendencias diferentes en este tipo de periodismo. A bote pronto, las tendencias más destacables surgidas en los últimos años siguen siendo aquellas relacionadas con la tecnología digital y la interacción en redes. Pellicer nos habla de algunas como:

●       Periodismo de microformato de vídeo

La popularidad de esta modalidad de periodismo (ejercida por profesionales como Carmela Ríos) en la que videos preparados con un formato predeterminado y dirigido a plataformas digitales (Facebook, Twitter, Instagram, Vine o Snapchat) se han hecho enormemente populares entre sus usuarios habituales, como además de consumidores no registrados en estas plataformas. Sobre este tipo de consumo, dice Manuel Moreno: “El consumo de contenidos audiovisuales ha crecido un 155% solo en el último año. Además, son informaciones que, en medios sociales e Internet, generan más interacciones”.

●       Periodismo retroalimentado o a dos velocidades

Un periodismo de contenidos en tiempo real pero más elaborado, dirigido especialmente a grupos jóvenes que exigen respuestas al propio medio y que crean redes entre sí alrededor del propio medio.  Sobre esta variedad también habla Moreno, quien se orienta hacia la redes gestionadas por los usuarios y en algunos casos facilitadas por el propio medio: grupos de Whatsapp, conversaciones en Instagram Direct, etc.

●       Periodismo de contenidos virales

Un periodismo de contenido visual atractivo que, al margen de la idea que pueda inducir la palabra “viral” en Internet, se trata de un contenido de interés general compatible con una forma cada vez más popular de visualización de noticias.

●       Periodismo de servicio o “a la carta”

Otra forma de consumo. El medio facilita contenidos cuyo valor sea reconocido por los usuarios además de útil en su vida diaria. Algunos de ellos incluso potencian apps no informativas de interés para ciertos segmentos de sus consumidores.

●       Periodismo con drones

Sobre esta modalidad, Moreno dice: “No son todavía muy habituales en muchas redacciones, pero la utilización de los drones en medios de comunicación, fundamentalmente audiovisuales, permite llegar y tomar fotografías y vídeos de lugares de difícil acceso, realizar tomas aéreas de manifestaciones… a un coste mucho menor que el de alquilar un helicóptero, por ejemplo, y con una calidad de grabación en alta definición”.

Futuro del periodismo

               Los medios sólo podrán sobrevivir si continúan llamando la atención, algo que puede chocar con su función natural de informar. Esta presentación de la información ha de ser, no ya un elemento narrativo a primeras, sino una herramienta que imponga orden a la gran afluencia de datos. En palabras de Pepe Cervera (2012):

“El futuro del periodismo pasa por la creación de productos informativos que localicen información relevante en el torrente diario, que evalúen su interés y veracidad y clasifiquen su importancia; que ofrezcan una ventana estimulante a datos transversales fuera de nuestra burbuja cognitiva y que además añadan las herramientas de contexto y análisis necesarias para facilitar la comprensión. Estos principios permitirán crear productos capaces de atraer la atención de una audiencia”

               Actualmente, y con la mirada en un futuro inmediato, los diarios apuestan cada vez más por un contenido digital especialmente dirigido a su lectura vía smartphone, y más aún con el desarrollo de apps informativas que podrán ser configuradas al gusto del usuario. El periodismo estará cada vez más enfocado a contenidos personalizados de pago, los cuales definirán igualmente el tipo de publicidad difundida por los medios (Arrieta, 2005).

               A modo de conclusión sobre el tratamiento de la información y el tema del Big Data teniendo en cuenta las opiniones vertidas por los expertos, podemos hacer una serie de observaciones.

               Durante el documental, la gran mayoría de expertos que en él participan, están de acuerdo en algo, que a primera vista parece obvio, pero que no se está llevando a cabo: Los datos son beneficiosos para el periodismo siempre y cuando se expongan al público de forma correcta.

               Los lectores, hoy más que nunca necesitan estos datos para entender la nueva realidad del mundo en el que vivimos. Son los periodistas los que deben saber de qué forma mostrárselos para estos datos puedan llegar a toda la población y no suponga un esfuerzo para el lector entender la información. Los icnográficos fueron señalados en el documental como una gran herramienta para conseguir justamente esto, convertir mucha información el algo muy visual y fácil de interpretar.

               El periodista, tal como decía Matsunami y señalábamos en el apartado “Importancia del periodismo de datos”, debe saber trabajar con los datos en crudo para no depender de la interpretación dada por las fuentes oficiales, solo de este modo, la información será independiente y lo más objetiva posible. Debemos tener en cuenta que el periodismo y más concretamente el periodismo de datos, debe servir a la ciudadanía, ofreciéndole una información fácil de entender, veraz y neutral.

               Por otro lado el documental también nos decía que los datos pueden ser utilizados para contar historias. No debemos pensar que con la era del Big Data y la información que a ella viene asociada, el periodismo se convertirá en algo mecánico, ya que es tarea del periodista no solo presentar de forma clara la información, sino también conseguir que esta información llame la atención de la ciudadanía. En este contexto creemos que con el tiempo, los diferentes medios competirán por ser el que cuenta la información de forma lúdica, utilizando los datos para contar historias.

               Otra de las dudas que surgió con el documental, fue el hecho de que en un mundo lleno de datos, encontrar una información en concreto sería como buscar una aguja en un pajar para el periodista. Sin embargo ya hay empresas como google que están desarrollando tecnologías que permitan a sus usuarios encontrar lo que necesitan de forma simple. Por otro lado debemos tener en cuenta que el trabajo del periodista es justamente el de encontrar la información y transformarla en algo comprensible para el gran público, por lo que son los periodistas los que una vez más deberán adaptarse a esta nueva era. La era del Big Data.

                 Hoy en día ya estamos dando los primeros pasos. Todos tenemos un gran número de datos a nuestro alcance, sin embargo en un futuro no muy lejano, los datos estarán en la base de nuestras vidas, nuestras vidas se convertirán en datos, en el sentido que todo lo que hagamos será registrado y almacenado para un posible uso. El periodista del siglo XXI, debe aprender a seleccionar la información que le interesa y mostrarla a un público cada vez más difícil de impresionar. El mundo de los datos ha venido para quedarse.

                Como conclusión grupal sobre el documental y sobre el Big Data, tenemos claro que la visualización de datos está cobrando cada vez más impotancia pero que es necesario desarollar una técnica eficaz para saber como crear visualizaciones que sean llamativas y a la vez que resuman bien la información, además de explicar unha historia por detrás.

                Para explicar de una forma más clara y resumida qué es el periodismo de datos en base al documental, realizamos el siguiente mapa conceptual que muestra todo lo que engloba al mundo del Big Data.

mapa-conceptual

 

Bibliografía  del segudo punto de la práctica (apuntes)

Para ampliar la información se utilizaron un gran número de páginas web.

Cairo, Alberto. Página profesional. <http://www.elartefuncional.com> [Consulta: 15 de noviembre de 2016]

Davis, Chase. Página profesional. <http://www.chasedavis.com/> [Consulta: 15 de noviembre de 2016]

Dean and Kinsey. “Matt Ericson Promoted to Associate Editor” [en línea] http://www.nytco.com, 17 de abril de 2015. <http://www.nytco.com/matt-ericson-promoted-to-associate-editor/> [Consulta: 15 de noviembre de 2016]

Fairfield, Hannah. Página profesional. <http://www.nytimes.com/by/hannah-fairfield> [Consulta: 16 de noviembre de 2016]

Fry, Benjamin. Página personal de Wikipedia. <https://en.wikipedia.org/wiki/Benjamin_Fry> [Consulta: 16 de noviembre de 2016]

Grimwade, John. Página profesional. <http://www.johngrimwade.com/>  [Consulta: 15 de noviembre de 2016]

Heer, Jeffrey Michael. Página profesional. <http://vis.stanford.edu/jheer/bio/>   [Consulta: 16 de noviembre de 2016]

Holmes, Nigel. Página profesional. <http://www.nigelholmes.com/ > [Consulta: 15 de noviembre de 2016]

IBM. Página profesional. <https://www.ibm.com/es-es/>  [Consulta: 15 de noviembre de 2016]

Irizarri, Rafael. “Interview with Amanda Cox – Graphics Editor at the New York Times”. [en línea] simplystatics.org <http://simplystatistics.org/2012/06/01/interview-with-amanda-cox-graphics-editor-at-the-new> [Consulta: 15 de nivembre de 2016]

Koblin, Aaron. Página profesonal. <http://www.aaronkoblin.com/> [Consulta: 15 de noviembre de 2016]

Koci Hernandez, Richard. Página profesional. http://richardkocihernandez.com/[Consulta: 13 de noviembre de 2016]

Rodenbeck, Eric. Página profesional. <http://stamen.com/> [Consulta: 16 de noviembre de 2016]

Rodríguez, Pablo. “Paul Steiger: “El móvil es el futuro para la información y el entretenimiento”. El Mundo, 28 de enero de 2016 [en línea]<http://www.elmundo.es/television/2016/01/28/56a91fd1268e3e40468b4717.html> [Consulta: 13 de noviembre de 2016]

Society for News Design. Página profesional. <http://www.snd.org/> [Consulta: 16 de noviembre de 2016]

Stamen. Página profesional. <http://stamen.com/> [Consulta: 16 de noviembre de 2016]

Valiño, Álvaro. Página profesional. <http://www.alvarovalino.com/> [Consulta: 15 de noviembre de 2016]

Bibliografía del tercer punto del análisis (apuntes)

Adair, Bill.  “Creating new forms of journalism that put readers in charge” [en línea]. Poynter, <http://www.poynter.org/2014/creating-new-forms-of-journalism-that-put-readers-in-charge/241551/>, [consulta: 10 novimbre 2016].

Arrieta, Elena. “Marc Frons: El futuro del periodismo se está definiendo ahora”. Expansión, 9 septiembre 2015. <http://www.expansion.com/emprendedores-empleo/desarrollo-carrera/2015/06/10/55773528 ca47 418c7c8b459d.html> [consulta: 18 noviembre 2016]

Calderón Portugal, Lucía. “10 herramientas para trabajar con periodismo de datos” [en línea]. clasesdeperiodismo.com. <http://www.clasesdeperiodismo.com/2013/10/20/10-herramientas-para-trabaja r-con-periodismo-de-datos/> [consulta: 16 noviembre 2016]

Cavelier, Andres. “20 herramientas para impulsar el periodismo de datos en tu organización” [en línea]. Abierto al Público.<http://blogs.iadb.org/abierto-al-publico/2014/11/18/20-herramientas-para-impulsar- el-periodismo-de-datos-en-tu-organizacion/> [consulta: 16 noviembre 2016]

Cervera, Pepe. (2012) en: 7. El futuro del periodismo, (VV.AA), Evoca Comunicación e Imagen, Madrid, pp 44.

Fabelo, Raúl. “Herramientas digitales para periodistas de datos” [en línea]. periodismoyredes.com. <http://www.periodismoyredes.com/herramientas-digitales-para-periodistas-de-datos/> [consulta: 16 noviembre 2016]

GRAY, Jonathan y otros (eds). (2012), The Data Journalism Handbook [en línea], <http://interactivos.lanacion.com.ar/manual-data/index.html>, Trad. de: equipo Nación Data, La Nación.

Houston, Brant. “Una breve historia de 50 años de periodismo y de datos”, Global Investigative Journalism Network, <http://gijn.org/2016/03/08/una-breve-historia-de-50-anos-de-periodismo-y-de-dat os/> [consulta: 16 noviembre 2016]

Moreno, Manuel. “Siete tendencias del periodismo 2.0 en la actualidad” [el línea], Trece Bits, <http://www.trecebits.com/2015/10/05/siete-tendencias-del-periodismo-2-0-en-la-actualidad/>, [consulta: 10 noviembre 2016].

Pellicer, Miquel: “10 Tendencias sobre periodismo para 2015”, miquelpellicer.com <http://miquelpellicer.com/2014/12/10-tendencias-sobre-periodismo-para-2015/> [16 noviembre 2016]

USHER, Nikki. (2016), Interactive Journalism: Hackers, Data, and Code, University of Illinois Press, pp. 76.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s